móvil libre

Las 4 grandes ventajas de comprar un teléfono móvil libre

Como ya sabrás, un móvil libre es aquel que puede utilizarse con cualquier compañía de telefonía móvil porque no presenta ningún tipo de modificación ni en el hardware ni en el software, mientras que los teléfonos que se adquieren mediante un contrato con una operadora concreta muchas veces presentan modificaciones que se han llevado a cabo en la propia fábrica para que no puedan ser usados con otra tarjeta de otra compañía. Únicamente una vez que el contrato ha llegado a su fin, es posible liberar el terminal.

Hace unos años hacerse con un buen móvil era muy sencillo, ya que la propia compañía lo proporcionaba junto con una tarifa concreta. Con lo cual, si necesitas un móvil nuevo, puedes comprarlo libre o aceptar las condiciones impuestas por la operadora que la mayor parte de las veces tienen que ver con un consumo mínimo mensual o elegir una tarifa más económica, pero pagar el terminal a plazos.

Por este motivo, son muchos los usuarios que prefieren adquirir un móvil libre, de manera que puedan cambiar de compañía cuando lo consideren oportuno. Es cierto que este tipo de móviles suelen tener un precio algo más alto, pero no estarás atado a tu compañía hasta que termine el contrato que, generalmente, suele tener una extensión de 24 meses. Pero veamos con más detalle cuáles son las ventajas de comprar un teléfono móvil libre.

Ahorro de dinero

Muchas personas se decantan por hacer un contrato con la empresa de telefonía porque les ofrecen un terminal concreto a un precio más ventajoso. Sin embargo, muchas veces no se dan cuenta de que junto con el móvil están atándose a una tarifa más cara de lo que realmente pagarían si tuvieran un móvil libre. Esto sin contar que, en muchas ocasiones, están pagando el terminal a plazos. Si haces la cuenta, te darás cuenta de que al final no resulta tan buena la idea. Y lo que es peor, puede que hayas firmado el contrato sin leer que la compañía puede subir la tarifa sin previo aviso, convirtiendo la permanencia en un cheque en blanco. Además, si buscas bien, puedes encontrar mejores ofertas de móviles libres para que el terminal te salga incluso más barato que si te atas a un contrato.

No tienes permanencia

Firmar un contrato de permanencia por 24 meses puede hacerte perder oportunidades más interesantes que ofrezcan otras compañías. Debido a ello, tendrás que quedarte con tu tarifa actual y pagar más. Incluso puede que, cuando hiciste el contrato, esa tarifa te viniera bien, pero las cosas cambian y puede que en un año te sobren minutos o datos de Internet que no vayas a usar y que estés pagando en balde.

Por otro lado, tienes que pensar que la tecnología avanza muy rápido y que el terminal que tienes, estará desactualizado en poco tiempo. Pero pongamos que esto no es tan importante para ti. En el caso de que se te rompa, necesitarás uno nuevo y tu contrato de permanencia te obligará a aceptar las condiciones de la compañía sí o sí para conseguir uno nuevo, las cuales suelen ser generalmente más estrictas que las condiciones iniciales de tu antiguo móvil.

Viajar al extranjero sin limitaciones

Si sueles viajar al extranjero con frecuencia, si tu móvil no está liberado, tendrás que ajustarte a la tarifa ofrecida por tu operadora para estos casos. En cambio, si tienes un móvil libre, podrás adquirir una tarjeta GMS de algún proveedor del país al que viajes y, de esta forma, ahorrarte mucho dinero en las llamadas locales que necesites realizar.

Venderlo a mejor precio

Si quieres cambiar de móvil, podrás venderlo a mejor precio, ya que los móviles libres están mejor valorados en el mercado de segunda mano, pues no están asociados a ninguna operadora concreta, por lo que la persona que lo compra puede empezar a usarlo nada más recibirlo, independientemente de con qué compañía tenga su tarjeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *